CECI Change des vies

Foro social mundial 2016, miles de voces solidarias

30 August 2016

Por Élizabeth Laval, Voluntaria del Programa Uniterra 

El Foro Social Mundial (FSM), el gran encuentro de la Sociedad Civil que permite que se escuche la voz de miles de ciudadanos y ciudadanas del mundo, se realizó en Montréal, del 9 al 14 de agosto de 2016. Lanzado en 2001 en Porto Alegre, Brasil, como contrapeso al Foro Económico Mundial que se realiza cada año en Suiza, el FSM es un catalizador de alternativas a la mundialización desigual, que margina y destruye el medio ambiente. La decisión de realizar el FSM 2016 en un país “occidental” tenía como principal objetivo romper la barrera que separa insidiosamente el Norte del Sur. Como bien lo expresó Raphaël Canet, co-coordinador del FSM durante la conferencia denominada La Edad de la Humanidad, “No existen mundos desarrollados y sub-desarrollados, existe sólo un mundo mal desarrollado”. En este sentido, las relaciones de solidaridad deben tejerse en todos los sentidos: Sur-Sur, Norte-Norte, Sur-Norte, y Norte-Sur, pudiendo salirse del marco preconcebido de los puntos cardinales.

Trabajando desde hace más de 50 años en la construcción de un mundo mejor y solidario, el Centro de Estudios y de Cooperación Internacional (CECI) se sumó a este importante encuentro. Integrándose a lo largo de los cinco días de intercambios y aprendizajes, mediante varias actividades de movilización y solidaridad, los aportes del CECI al FSM permitieron enriquecer los contenidos en los temas del Comercio Justo y de la Cooperación Voluntaria. 

13942477 10155080886248858 488489270 n 1

 

Antonia Rodríguez Medrano, Agrupadora Universal

En el corazón de la participación del CECI en el Foro Social Mundial 2016 se encuentra un rostro humano a la vez sabio, humilde y amable. Es el rostro de Antonia Rodríguez Medrano, co-fundadora de la Asociación Artesanal Boliviana Señor de Mayo (ASARBOLSEM) y ex-Ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural de Bolivia.

La selección de esta invitada de honor al FSM fue muy acertada, pues fue el hilo conductor de todas nuestras actividades. Como símbolo del trabajo realizado por el CECI en diversas partes del mundo, Antonia y su Asociación (ASARBOLSEM) contribuyen fuertemente a la reducción de la pobreza en su comunidad así como a la lucha contra toda forma de discriminación, particularmente contra las mujeres.  Además, Antonia tiene más de 20 años de experiencia en el movimiento del comercio justo, un elemento clave en los esfuerzos actuales del CECI y del programa de cooperación internacional voluntaria Uniterra (administrado conjuntamente con el SUMC), cuyo objetivo es impulsar un crecimiento económico más inclusivo.

En el marco del FSM, se realizaron varios eventos y reuniones como producto de la presencia de Antonia, desde la gran apertura el 9 de agosto, hasta conferencias y talleres que solicitaron sus intervenciones. Los aportes de Antonia enriquecieron la experiencia del CECI y la de otros participantes, mediante sus ideas, sus convicciones y su humanismo.

Antonia Conferencia

 

Revitalizar el Movimiento del Comercio Justo

Habiendo sido el tema de una docena de talleres, el comercio justo ocupó un lugar importante dentro de las prioridades del CECI en el FSM. Un día completo de concientización sobre la noción de comercio justo fue organizado en la Casa de Desarrollo Sostenible de Montreal el jueves 11 de agosto. Esta jornada inició con el taller Los desafíos del sector cacao-chocolate : hacia una alternativa justa, el cual permitió a los y las participante tomar conciencia de las dinámicas de poder profundamente desiguales que controlan dicho sector, así como el potencial del comercio justo para revertir esta tendencia. Seguidamente se presentó la conferencia Comercio Justo: Testimonios Diversos de Socios Internacionales, organizado en asociación con Équiterre, FEM Internacional,  la Association québécoise du commerce équitable, La Siembra (Cocoa Camino) y Artisans du Monde France. Esta conferencia recalcó, entre otros temas, las experiencias y reivindicaciones de los y las representantes de las organizaciones socias del CECI en América del Sur como son la Asociación Boliviana ASARBOLSEM y la Cooperativa Peruana Norandino. Un desfile de moda étnico propuesto por la boutique ETHIK BGC/FEM Internacional clausuró con mucho colorido esta intensa jornada de actividades.

IMG 1488

 

Bajo esta misma temática, un kiosco fue montado en el sitio denominado Comercio Justo y Alimentación,  ubicado en el Parque Jarry de Montreal, lugar donde también se realizó la Feria Ecosfera el 13 y 14 de agosto. Además de los intercambios realizados, se tuvo la oportunidad de promover los productos de comercio justo producidos por ASARBOLSEM junto con otros socios como Dix Mille Villages y Karité Delapointe.

Son varios los beneficios para el CECI de haber participado en el FSM 2016: la concientización del público en cuanto a la importancia de nuestras elecciones como consumidores y consumidoras; la actualización según las tendencias actuales del comercio justo; el refuerzo de los lazos con los socios históricos; el establecer relaciones con nuevos aliados; y la reflexión franca y profunda entre actores diversificados para “repensar” y “revitalizar” el movimiento del comercio justo, son algunos ejemplos. Las pistas de soluciones identificadas serán presentadas próximamente en este blog. Por todo lo anterior, el FSM 2016 ha sido no solamente un “evento justo” sino que ha sabido inspirar un movimiento que reivindica la importancia y la necesidad de un sistema económico alternativo más justo, solidario y respetuoso del medio ambiente.

Coop volontaire

 

Desmitificar la Cooperación Voluntaria Internacional

Paralelamente, el FSM ha constituido una oportunidad para el CECI de desmitificar, ante el público, qué es la cooperación voluntaria internacional y cuáles son las formas de solidaridad que la definen.

Lejos de ser un misionero o un turista solidario, ser cooperante voluntario constituye un compromiso profesional y personal que permite un intercambio de experiencias basado en valores de empatía, respeto y solidaridad. Es este el mensaje que transmitieron los cuatro cooperantes voluntarios/as representantes del CECI, Oxfam-Québec, Cuso International y SUCO que participaron en la conferencia denominada La Cooperación Voluntaria - ¿Cómo Funciona y Para Qué Sirve? realizada el 12 de agosto. En esta conferencia, partiendo de una base ética y de una visión compartida del desarrollo que unía a las cuatro ONGs organizadoras, 4 componentes y sus enfoques fueron analizados : (1) la importancia de las alianzas (desarrollo de proximidad); (2) el enfoque de refuerzo de capacidades (apoyo que permite que nuestros socios sean los actores de sus proyectos de desarrollo; (3) la relevancia y el significado de los ejes transversales de género y medio ambiente y; (4) el compromiso que representa la cooperación voluntaria antes y después de un mandato.

Como representante del CECI y del programa Uniterra, me dio mucho gusto formar parte de un panel de comunicadores y comunicadoras que pudo transmitir no solamente el funcionamiento de los programas de cooperación voluntaria, sino también nuestra pasión por las problemáticas abordadas. El dinamismo que caracterizó el periodo de preguntas fue particularmente inspirante y contó con el interés de aproximadamente cincuenta participantes que se presentaron en un sala completamente llena.

 

IMG 1805

 

Paralelamente a los talleres, los días 10, 11 y 12 de agosto, el CECI recibió al público en su kiosco de información ubicado en el Espacio Solidaridad Internacional, donde numerosas actividades fueron organizadas. Más de 200 puestos abiertos en el extranjero de los programas de cooperación voluntaria Uniterra y PCV-Haití fueron publicitados como oportunidades de asumir un compromiso con la solidaridad internacional. El día 10 de agosto, en la conferencia denominada Cómo fomentar el compromiso duradero en las personas que viven una experiencia de solidaridad internacional (organizada por el Grupo de ayuda internacional Spirale), el Consejero en Comunicación Arnaud Deharte expuso las diversas formas de compromiso posibles a largo plazo, especialmente las que se refieren a  la continuidad de un mandato de cooperación. Voluntariado, inscripción como persona recurso para los/as futuros/as voluntarios/as, organización de actividades públicas, son algunos ejemplos propuestos por el CECI y el programa Uniterra.

Finalmente, más allá de la visibilidad lograda por sus proyectos y programas, una de las más grandes satisfacciones de la participación del CECI en el FSM fue, sin lugar a dudas, el conjunto de actividades organizadas que permitieron promover una diversidad de formas de compromiso que se ofrecen a los ciudadanos y ciudadanas de este mundo.

Marche

 

El Foro Social Mundial 2016 clausuró sus actividades el domingo 14 de agosto y la increíble resonancia de miles de ideas chocando unas con otras ya no se escucha.

Dedicado al mejoramiento de la vida de los pueblos, el CECI pudo elaborar propuestas, trabajar e intercambiar con otros actores que creen no sólo en la necesidad, sino en la posibilidad de un mundo mejor. Esta sinergia fue para nosotros una verdadera fuente de motivación y de inspiración. El FSM nos permitió medir el pulso de la sociedad civil de manera general, reconociendo la diversidad y las particularidades de cada uno y cada una. Nos permitió también participar en un movimiento para una sociedad más justa y equitativa, un movimiento que crece permanentemente. Después de todo, las verdaderas soluciones pueden alcanzarse mediante las discusiones, deliberaciones y la concientización entre seres humanos trabajando juntos.

Felizmente, el FSM no se detiene. Cada participante lleva consigo los ecos de ese encuentro esencial, con una energía totalmente renovada que puede ser canalizada a su realidad local, aplicada en su comunidad, y compartida con cualquier persona que quiera a la humanidad.